AVISO:

SI VES QUE EN ESTE BLOG SE VIOLAN LOS DERECHOS DE AUTOR, POR FAVOR, AVÍSAME AL shalangen@gmail.com GRACIAS.

29 may. 2018

Los probióticos podrían disminuir su riesgo de sufrir un ataque cardíaco y derrame cerebral.

Historia en Breve 

 https://www.ecestaticos.com/imagestatic/clipping/50b/89a/50b89ab1228fbc971bff20a205b91895/por-que-el-cerebro-humano-es-tan-diferente-al-de-los-animales.jpg?mtime=1440092096 

                                                                                          Foto de internet (El Cofidencial).

  • Investigaciones recientes demuestran que las bacterias intestinales beneficiosas, conocidas como probióticos, ayudan a reducir la presión arterial y pueden reducir su riesgo de sufrir ataques cardíacos y derrames
  • Los metabolitos producidos por ciertos microbios intestinales se han relacionado con mayor riesgo de aterosclerosis, ataques cardíacos, derrames cerebrovasculares y muerte prematura. Incluso entre las personas con factores de riesgo convencionales, al parecer tener un bajo conteo de metabolitos las protege de los problemas relacionados con los coágulos. Los probióticos ayudan a disminuir estos metabolitos
  • Las personas que consumen probióticos con regularidad tienden a tener una presión arterial más baja que aquellas que no consumen probióticos
  • Las muestras fecales revelan que los antibióticos agrícolas que se les administran a los pollos y ganado tienen la capacidad de afectar su microbioma intestinal
  • El pollo proveniente de CAFOs parece ser el peor en lo que respecta a alterar su microbioma intestinal con antibióticos residuales, y se ha relacionado con el rápido aumento de las infecciones urinarias resistentes a los medicamentos
Por el Dr. Mercola
Además de desempeñar un papel clave en su función inmunológica, la salud intestinal ha demostrado ser una poderosa variable de la epigenética, un vanguardista campo de la medicina que destaca el papel que tiene su estilo de vida con respecto a la expresión genética.
Un estudio realizado en 20161 concluyó que los metabolitos producidos por las bacterias intestinales se comunican químicamente con las células de todo el cuerpo y, de este modo, dictan la expresión de los genes. Es decir, las bacterias intestinales determinan en gran medida qué genes se activan y cuáles no.
En general, cada vez más evidencia científica sugiere que un gran componente de una "nutrición saludable" se centra en promover las bacterias intestinales promotoras de la salud. Hacerlo facilita casi todo, desde controlar su peso y optimizar su salud mental hasta reducir sus probabilidades de desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes,2,3,4 cardiopatías e incluso el cáncer.5,6,7
Con respecto a las enfermedades cardíacas, investigaciones recientes demuestran que las buenas bacterias intestinales, conocidas como probióticos, ayudan a reducir la presión arterial y pueden reducir su riesgo de padecer ataques cardíacos y derrames cerebrovasculares.

Los probióticos podrían disminuir su riesgo de enfermedades cardíacas

Hace poco, una investigación8 publicada en la revista Atherosclerosis encontró que los pacientes con cantidades inexplicablemente altas de placa arterial, en función de su edad y factores de riesgo de aterosclerosis, tenían niveles más altos de N-óxido de trimetilamina (TMAO), p-cresil sulfato, p-cresil glucurónido y fenilacetilglutamina--metabolitos producidos por ciertos microbios intestinales.
Mientras que las personas con cantidades inesperadamente bajas de placa, tenían niveles más bajos de estos productos metabólicos, a pesar de tener factores de riesgo convencionales.
Según los autores, estas diferencias no podrían explicarse por medio de su función renal o mala alimentación. Sin embargo, hubo una diferencia en el microbioma intestinal entre los grupos.
Los hallazgos apoyan firmemente la idea de que el microbioma intestinal desempeña un papel importante en su riesgo de aterosclerosis, y que al repoblar su microbioma intestinal con bacterias beneficiosas podría obtener una protección significativa contra los ataques cardíacos, derrames cerebrovasculares y la muerte.

Los niveles elevados de TMAO son un poderoso predictor de muerte prematura

Estudios previos han demostrado que los altos niveles de TMAO están asociados con un mayor riesgo de ataques cardíacos y derrames cerebrovasculares, así como de muerte prematura entre las personas con arteriopatía coronaria estable. En un análisis,9 los altos niveles de TMAO en la sangre aumentaron cuatro veces el riesgo de muerte por cualquier causa en los cinco años siguientes. Como explica el Cleveland Heart Lab:10
"Cuando las personas consumen ciertos nutrientes, como la colina (que es abundante en las carnes rojas, yemas de huevo y productos lácteos) y L-carnitina (que se encuentra en la carne roja y en algunas bebidas energéticas y suplementos), las bacterias intestinales que los descomponen producen una compuesto llamado trimetilamina (TMA).

22 may. 2018

¿Quieres adelgazar y mejorar tu salud? Entonces, aprende a cocinar.

"Cocinar en un arte, y cualquier arte requiere conocer las técnicas y los materiales" .- Nathan Myhrvold

"Cocinar requiere atención, paciencia, y sobre todo, respeto por los regalos de la naturaleza. Es una forma de adoración, de dar gracias" .- Judith B. Jones
 https://es.sott.net/image/s23/468256/large/fuego.jpg
Cocinar nos hizo humanos

Muchos opinan que los alimentos crudos son superiores. Filosofías como la de los crudiveganos defienden que cocinar es antinatural y que reduce los nutrientes de los alimentos.

En la propia comunidad Paleo algunos piensan que debemos comer la carne cruda, como creen que lo hacían nuestros antepasados. Están equivocados. No podemos olvidar que los humanos evolucionamos con nuestras herramientas, y posiblemente el fuego ha sido la 'herramienta' que más impacto ha tenido en nuestra evolución. Algunos expertos van más allá y, con cada vez más pruebas, afirman que es gracias al fuego que somos humanos.

Libros como 'Catching Fire: How cooking made us human', de Richard Wrangham (profesor de antropología en Harvard) presentan una convincente teoría sobre el impacto que la fórmula "fuego+comida" ha tenido en nuestra evolución. Cocinar nos permitió digerir fácilmente mucha más energía, procedente principalmente de la carne y de ciertas raíces y tubérculos. Esto hizo posible que nuestro cerebro aumentara de tamaño (es un quemador compulsivo de energía) y nuestro sistema digestivo disminuyera de manera importante (hoy mucho más pequeño que el de los primates). La absorción de los nutrientes en nuestro intestino aumenta más de un 50% en el caso de comida cocinada.

Esto no quiere decir que no haya alimentos (principalmente verduras y frutas) que debamos seguir comiendo crudos (no en vano son la base de la pirámide de nutrición que propongo), pero es un error conceptual pensar que la mayoría de nuestras calorías procedían de alimentos crudos. Si fuera así, seguiríamos siendo monos, pasando la mayor parte del tiempo masticando y digiriendo, y ni así podríamos proporcionar la energía suficiente para alimentar un cerebro avanzado.

Cocinar parece haber moldeado no sólo nuestro cuerpo, sino también algunos de los comportamientos sociales que mantenemos hoy día, como la costumbre de comer juntos, en momentos definidos, antiguamente alrededor del fuego. Tristemente hoy comemos con frecuencia solos, delante de una pantalla.

La perversión moderna

De la misma manera que estamos cableados para movernos, lo estamos para cocinar. Nos sigue pareciendo misterioso el fuego, juntarnos con amigos alrededor de una hoguera. Hay algo mágico en estos momentos, porque durante millones de años, fue un ritual. Cocinar con fuego, y ver cómo diferentes ingredientes, algunos difíciles de digerir en su estado natural, se convierten antes nuestros ojos en deliciosos y nutritivos manjares, sigue alterando nuestras emociones.

De esta atracción primitiva se aprovechan en la actualidad los productores de televisión. En los últimos años, hemos pasado de los clásicos programas de cocina, que pretendían enseñar, a los reality shows culinarios, que sólo pretenden entretener. No nos motivan a cocinar más, sino a estar más distraídos y pasar más tiempo frente al televisor.

El resultado es una triste paradoja, ves MasterChef mientras comes un plato precocinado.

Es el equivalente a ver deporte en la televisión, en vez de practicarlo. No tengo nada en contra de ver MasterChef de vez en cuando o en contra de ver un buen partido de fútbol (o lo que sea). Pero si pasas más tiempo viendo cómo otros cocinan en la televisión que cocinando tu mismo, o más tiempo viendo cómo otros hacen deporte que practicándolo tú mismo, tienes un problema....

17 may. 2018

5 claves para prevenir la demencia digital.

https://muhimu.es/wp-content/uploads/2018/05/demencia-digital-1400x600.jpeg


Asociamos el término de demencia con las personas mayores, con esos momentos en los que comienzan a deteriorarse diferentes capacidades cognitivas en edades avanzadas. Sin embargo, la demencia digital no está relacionada con la edad, pero sí con la misma pérdida de cualidades. Se trata de un empeoramiento de diferentes funciones cognitivas por el abuso de las nuevas tecnologías.
Este término lo acuñó el psiquiatra Spitzer, pero claro: hablar de este problema hace 20 años y pronosticar que las nuevas tecnologías de la información influirían negativamente en la población era algo inconcebible. Sin embargo, a día de hoy es una realidad. Sobre todo en las generaciones más jóvenes: la población con más riesgo.


¿Qué es la demencia digital?

Falta de concentración, problemas de memoria a corto plazo, incluso complicaciones en el proceso de razonamiento lógico y crítica, son algunos de los problemas más comunes que nos encontramos. El hecho de que tengamos acceso con tanta inmediatez a cualquier tipo de información o reforzamiento, está haciendo mella en las capacidades no solo cognitivas y de pensamiento, sino también de disfrute de la vida cotidiana.
 https://muhimu.es/wp-content/uploads/2018/05/mobile-phone-1917737_1920-1024x683.jpg 



El acceso tan inmediato a la tecnología está provocando una demencia digital que no todos detectamos a tiempo

Estas son las 5 claves para prevenir la demencia digital

1. Establecer horarios

Una forma de tomar un poco de distancia con esta dependencia a lo digital es establecer horarios para el uso de estos terminales o, incluso, establecer un tiempo de duración en la cual estamos expuestos. Obviamente, este se tiene que ajustar a tus necesidades en el día.
¿No te ha pasado que pretendes tener una sesión intensa de estudio, pero cuando te has dado cuenta has perdido la primera media hora viendo vídeos en Youtube, navegando por Facebook o actualizando Instagram?
Pues a esto me refiero: establece un horario con el que no te niegues la presencia en internet, pero sin el que sea tan arbitraria.

2. Encontrar pasatiempos sustitutivos

A veces, cuando llegamos del trabajo o de la universidad, no tenemos ganas de nada más que evadirnos con nuestros aparatos electrónicos. Para muchas familias esto se ha convertido en una rutina. No es muy descabellado ver reuniones familiares donde cada uno está con su propio móvil o tablet, mientras la televisión se queda encendida como sonido de fondo.
Establece planes alternativos. Una tarde así podría aprovecharse para pasarla en familia jugando a juegos de mesa o reuniéndote con amigos para poneros al día. La tecnología podrá estar presente en nuestra casa, pero no tenemos por qué usarla siempre como proveedora de entretenimiento.

3. Haz planes fuera de casa

Muy en la dinámica del consejo anterior, aunque esta vez haremos hincapié en el ejercicio físico al aire libre.
El deporte es una fuente de beneficios muy subestimada, pero el tiempo que estás haciendo deporte, estás ejercitando tu cuerpo, saneando tu mente y produciendo endorfinas que te harán sentir mejor. Sobre todo si aprovechas el tiempo con deportes de equipo con tus amigos.

4. Oblígate a pensar

“¡Ya lo tengo! Seguramente, se referirá a ejercitar la mente con aplicaciones tipo Brain Training“. Pues la verdad es que no exactamente. Se ha comprobado que la práctica con ese tipo de aplicaciones digitales puede aumentar tu desempeño en las tareas de la aplicación, pero tienen poco o nulo efecto en tu día a día. Vamos, que no te harás más inteligente con una aplicación de móvil.
 https://muhimu.es/wp-content/uploads/2018/05/caucasian-3385071_1920-1024x885.jpg 
Para luchar contra la demencia digital es importante que cambies algunos hábitos de tu día a día
Oblígate a pensar. Haz con puzzles. Desafía a un amigo a un juego de estrategia. Escribe para reorganizar tus ideas. Crea algo con tus manos… Cualquier estrategia creativa es buena siempre y cuando te obligue a usar la imaginación.

5. Cambia las series por los libros

Ver series y películas puede ser un pasatiempo muy apasionante, pero como queremos enfocarlo en este artículo, su consumo comedido es agradable. El problema está en los abusos. Y hay quien ha sustituido prácticamente todos sus pasatiempos y se ha volcado de lleno en NetFlix.
No está mal cambiar de vez en cuando la narrativa de una serie a la de un libro. Te ayudará a centrar tu atención y estimulará tu imaginación, otro factor que se ve muy perjudicado por el abuso de las tecnologías digitales.

Cambia algunos hábitos y lucha contra la demencia digital

Como siempre, un uso responsable de cualquier tecnología es siempre interesante, incluso divertido. El problema está cuando sustituimos antiguos hábitos y costumbres para dedicarnos casi exclusivamente a los medios digitales.
Al final, prevenir la demencia digital se basa en mejorar nuestros hábitos de ocio para asegurarnos que nuestro cerebro siga rindiendo al 100% en todas las áreas y contextos.


¡No te dejes consumir por la tecnología!

¡Apaga tu móvil por la noche! Cómo el uso del celular afecta nuestros bioritmos.

Los científicos señalan que quienes ven interrumpido su ciclo de descanso son más proclives a padecer trastornos del estado de ánimo.
  
https://es.sott.net/image/s23/467920/large/5afbfce808f3d99d158b4567.jpg 
                                                  
                                                      © pxhere.com
                                                                                        Foto ilustrativa
 
 Foto ilustrativaCientíficos de la Universidad de Glasgow (Escocia) afirman que existe un vínculo entre la perturbación del ritmo del reloj biológico y la aparición de la depresión y los problemas mentales, según recoge este martes The Lancet Psychiatry. Los investigadores afirman que la violación del régimen del día y de la noche fomenta una mayor predisposición a sufrir trastornos del estado de ánimo.

Los participantes en la investigación llevada a cabo por los científicos escoceses que no seguían sus ciclos naturales tenían más probabilidades de presentar depresión grave o desorden bipolar. Además tendían a sentirse más solitarios y menos felices.

El profesor Daniel Smith, uno de los especialistas que realizaron el estudio, ofrece varios consejos. "Hay muchas cosas que la gente puede hacer, especialmente durante el invierno", señaló en declaraciones recogidas por Daily Mail.
  • Salir de la casa temprano para recibir más rayos solares o hacer ejercicio a fin de sentirnos cansados a la hora de dormir.
  • Apagar su teléfono móvil aproximadamente a las diez de la noche porque la luz que produce le dice a tu cerebro que es de día.
Además, el reloj biológico de una persona regula numerosas funciones del organismo humano, incluida la temperatura corporal y los hábitos alimentarios.

Ahora los científicos pretenden investigar si la ruptura del ritmo diario es la causante de los trastornos mentales o viceversa, si los trastornos del estado de ánimo generan las perturbaciones del ciclo diario y nocturno de la persona.

Los datos del estudio proceden del Biobank, una base de datos británica con más de 91.000 participantes de edades comprendidas entre los 37 y los 73 años.
Comentario: Vea también:
visto aqui

LEY NATURAL 3/4 - La propiedad y el sistema legal

6 may. 2018

LEY NATURAL 1/4 - LA VERDAD

LEY NATURAL 2/4 - El fraude del nombre legal

Escribir ayuda a liberar las emociones.

No solo refuerza nuestra autoestima, sino también nuestro sistema inmunológico, al aportar felicidad y tranquilidad, dejando a un lado el estrés y la ansiedad.

 https://es.sott.net/image/s23/466016/large/shutterstock_465983465.jpg
A pesar del protagonismo que ha adquirido la tecnología e los últimos tiempos, hay algo que sigue existiendo y es tomar un cuaderno, una birome y escribir. Hacerlo sin tener noción alguna de letras, sólo como catarsis. Las niñas vuelcan en sus diarios íntimos sus sentimientos, y aún de grandes, ese hábito se vuelve una terapia sanadora de la mente y el cuerpo.

El poeta y narrador estadounidense William Faulkner decía: "Los que pueden actúan, y los que no pueden, y sufren por ello, escriben." De eso se trata la escritura emocional, un canal de expresión privado para el que solo necesitás conectarte con tus emociones.

Los beneficios de la escritura terapéutica son muchos: ordena las ideas, ayuda a tomar decisiones y minimiza el estrés, ya que escribir, así como lo es hablar, sirve de desahogo.

Siempre es mejor decir lo que nos pasa y sacar hacia afuera los sentimientos y vivencias negativas, pero a veces no es posible. Puede ser nos cueste acudir a un profesional de la psicología o no contemos con personas de confianza que nos puedan escuchar y entender, es entonces cuando escribir puede convertirse en un proceso de mejora terapéutica.

El psicólogo estadounidense James Pennebaker, profesor de la Universidad de Texas, realizó un profundo y exhaustivo estudio acerca de la escritura terapéutica. Según él, este sencillo ejercicio es una llave perfecta para abrir ese complejo mundo interior del que todos disponemos.

Además, suele suceder que muchas veces las tensiones interiores se transforman en malestares físicos, como dolor de cabeza, migrañas, distorsiones en la vista, dolores de espalda, problemas estomacales, palpitaciones, mareos, entre otros.

Por eso, sugiere el especialista, que cada persona exprese de alguna manera los problemas que tiene en su vida diaria a fin de sacar hacia afuera todo lo que le hace mal por dentro. Con el tiempo, si nos guardamos las cosas negativas, terminarán aflorando como malestares físicos e, incluso, enfermedades.

Beneficios de la escritura terapéutica

Descubrir y comprender las emociones

Nos abre un mecanismo personal para ahondar en nuestros pensamientos y emociones. El motor de inicio puede ser un momento de angustia, de bronca o, incluso, de felicidad. Y algunos interrogantes como ¿qué es lo que siento ahora? ¿Es rabia, es tristeza? ¿Por qué me siento así? ¿Qué puedo hacer para estar mejor?, nos ayudan a descubrir lo que nos pasa; a medida que escribimos, esa "madeja de emociones" se va desenredando.

Evitar el estrés

Exponer estas ideas nos va a permitir ir reduciendo el estrés poco a poco, al abordar todos esos muros existentes en nuestra vida que día a día nos van quitando las energías. Escribir sobre ellas es un buen modo de reconocer esos obstáculos, poniéndoles nombre para afrontarlos mediante una serie de sugerencias propias que irán surgiendo a medida que escribimos.

Autocontrol

La escritura personal puede llegar a ser un proceso psicoterapéutico y de autoayuda perfecto, ahí donde no necesitamos la intervención psicológica de un profesional. Si lo hacemos bien, si somos sinceros reconociendo nuestros problemas y pautando medidas de acción, seremos dueños de nuestra vida al ser capaces de tomar el control en beneficio propio.

Ayuda al bienestar físico

Esta sensación de autocapacidad para gestionar los problemas a través de la escritura, nos aporta salud y bienestar. No solo refuerza nuestra autoestima, sino también nuestro sistema inmunológico, al aportar felicidad y tranquilidad, dejando a un lado el estrés y la ansiedad.

Cómo llevar a cabo la escritura terapéutica

La escritura terapéutica consiste en escribir sin pensar en cómo queda. La gramática y la forma de expresión es lo de menos, si estamos atentos a que quede escrito de una manera correcta no funcionará. La idea de lo que escribimos no es publicarlo, por lo tanto lo único importante es dejar que salga todo lo que guardamos de forma espontánea y natural.

Mientras se va escribiendo se pasa por diferentes estados emocionales, hay que dar rienda suelta a esas emociones y expresarlas sin miedo. Debe de ser una escritura más o menos continua, como si se lo estuviéramos contando a alguien.

A menudo, depende de la situación por la que hayamos pasado, la mente se resiste a expresar las cosas porque intenta protegernos del dolor que causa recordar el suceso. Ante eso, hay que tener paciencia e insistir varios días seguidos para seguir completando el escrito.

Lo positivo de la escritura terapéutica es que no hay restricciones. Muchas veces cuando tenemos que contar un problema a alguien de confianza, nos guardamos cosas por vergüenza o por miedo al "qué dirán", pero en la escritura personal estamos a solas con nosotros mismos, además, sabemos que una vez terminado el escrito nadie lo verá porque podemos romperlo y aún así, resulta eficiente.

No es conveniente guardar esos escritos para releerlos, lo que recomiendan los especialistas es deshacernos del texto una vez escrito, ya que, volverlo a leer podría llevarnos otra vez aquellos sentimientos en vez de liberarnos. Cada emoción expresada forma parte de un momento que se supone queremos dejar atrás.

Nuevos pensamientos después de la escritura

Después de habernos desahogado y plasmado todo lo que sentimos por escrito, pasaremos por el proceso de buscar soluciones y tener ganas de superarlo. Habitualmente, luego de algunos días de atravesar el conflicto y el malestar que sentimos, se avanza hacia otra etapa en la que aparecen nuevos pensamientos.

Como ya hemos soltado todo lo malo y nos hemos desahogado, nuestro interior se va limpiando del dolor del pasado y así resulta más fácil mirar hacia el futuro y buscar soluciones. Ahora, más livianos, no queda lugar para los lamentos o frustraciones, solo queda aceptar y empezar de cero hacia nuevas experiencias.

Es importante tener en cuenta que para que la escritura ayude de manera terapéutica depende de cómo se realice, y si la persona cuenta con la capacidad de ayudarse a sí misma. En algunas ocasiones, puede ser necesario recurrir a un profesional de la psicología.

Para detectar si la escritura resulta terapéutica o no, podemos analizar qué sentimientos teníamos los primeros días que comenzamos a escribir y qué sentimientos tenemos en el presente. Ver si nos sentimos mejor, si pudimos dejar ese problema atrás, si encontramos alguna solución a aquello que nos preocupaba. En caso de que sea negativo, necesitaríamos ayuda profesional para cerrar la etapa negativa y volver a empezar.
Comentario: Vea también:
visto aqui.

Las personas inteligentes, literalmente, tienen células cerebrales más grandes que el resto.

¿Qué hace que algunas personas sean más inteligentes que otras? Podría reducirse a sus células cerebrales individuales: cuanto más grandes y más rápidas sean sus neuronas, mayor será su coeficiente de inteligencia. Si se confirma, el hallazgo podría conducir a nuevas formas de mejorar la inteligencia humana.

 https://es.sott.net/image/s23/465881/large/c0195196_pyramidal_cells_in_th.jpg
                                                                             © RUSSELL KIGHTLEY / SCIENCE PHOTO LIBRARY
 
                             Las neuronas con más conexiones pueden almacenar más recuerdos
 La mayoría de las investigaciones de inteligencia hasta la fecha han identificado regiones cerebrales involucradas en ciertas habilidades, o han identificado cientos de genes que juegan un papel muy pequeño en la determinación del cociente intelectual.

Para ir un paso más allá, Natalia Goriounova en la Universidad Libre de Ámsterdam en los Países Bajos y sus colegas estudiaron a 35 personas que necesitaban cirugía para tumores cerebrales o epilepsia severa. Cada uno tomó una prueba de cociente intelectual justo antes de la operación. Luego, mientras estaban bajo el cuchillo, se extrajeron pequeñas muestras de tejido cerebral sano y se mantuvieron con vida para su análisis.

Todas las muestras provienen del lóbulo temporal. Esta área del cerebro nos ayuda a dar sentido a lo que vemos, reconocer el lenguaje y formar recuerdos, todos los cuales tienen un factor en la inteligencia.

En este caso, más grande significa mejor

El examen de este tejido reveló que las células cerebrales son significativamente más grandes en las personas con puntajes de CI altos que aquellos con puntuaciones más bajas. Las células más grandes también tienen más dendritas, las proyecciones que se conectan a otras neuronas, y las dendritas son más largas, lo que sugiere que estas neuronas pueden ser capaces de recibir y procesar más información.

Se cree que las conexiones entre las neuronas están involucradas en el almacenamiento de recuerdos, por lo que es probable que las células más grandes tengan más "espacio" para los recuerdos, sugiere el equipo.

"Hemos sabido que hay algún vínculo entre el tamaño del cerebro y la inteligencia. El equipo tomó estoy lo ha llevado a las neuronas individuales ", dice Christof Koch en el Instituto Allen para Ciencias del Cerebro en Seattle. "Es un estudio hermoso".

El equipo también probó la capacidad de las neuronas para transmitir señales eléctricas al pasar corriente a través de ellas, aumentando gradualmente la frecuencia. Las neuronas de personas con bajo coeficiente intelectual se enfrentaron a bajas frecuencias, pero se fatigaron y se volvieron más lentas a medida que la frecuencia aumentó. Sin embargo, las células de personas con un CI alto no disminuyeron.

Utilizando modelos informáticos de la actividad de las células cerebrales, los investigadores predicen que las neuronas de las personas con coeficiente intelectual bajo envían señales más lentamente en general, una sugerencia que coincide con las observaciones de que las personas con coeficientes intelectuales más altos tienden a tener tiempos de reacción más rápidos.

Las propiedades de las células cerebrales explican aproximadamente una cuarta parte de las diferencias en el coeficiente de inteligencia, dice Koch. Por otro lado, se cree que los genes representan solo entre el 3 y el 7 por ciento de la diferencia.

El estudio proporciona la primera evidencia de que la inteligencia humana podría ser moldeada por las propiedades de las células cerebrales individuales, un hallazgo que probablemente sea controvertido, dice Koch. "Algunas personas dirán que la inteligencia es tan elusiva y compleja que la idea de que pueda vincularse a neuronas individuales es inverosímil", dice.

Ciencia extraordinaria

Todavía no está claro por qué algunas personas tienen células cerebrales más grandes que otras, y si esto es una causa o una consecuencia de un alto coeficiente de inteligencia.

"No sabemos si las diferencias son el resultado de la experiencia, o si están determinadas biológicamente", dice Wendy Johnson en la Universidad de Edimburgo, Reino Unido. Para establecer un vínculo claro entre las propiedades de las células cerebrales y la inteligencia, necesitarás estudiar miles de muestras de tejido, no solo las de 35 personas, dice ella.

Pero dado lo difícil que es estudiar tejido cerebral vivo, esto es lo mejor que se puede esperar, dice Koch. "Si quieres tejido humano, las únicas otras opciones son fetos abortados o cerebros muertos", dice.

"Lo que hicieron aquí fue una extraordinaria neurociencia", dice Richard Haier en la Universidad de California, Irvine. "Es el comienzo de poder estudiar la inteligencia neurona por neurona y circuito por circuito". Se pregunta si las diferencias entre las células en diferentes regiones del cerebro podrían explicar por qué algunas personas se destacan en algunos aspectos de la inteligencia pero no en otros.

"Esta investigación podría conducir a formas basadas en la neurociencia para mejorar la inteligencia humana, tal vez de manera espectacular", dice Haier. "Podríamos tratar las discapacidades intelectuales o evitar que ocurran".
Este artículo fue publicado originalmente en New Scientist por Jessica Hamzelou

visto aqui.
 

Toda la población nativa de América surgió de 250 emigrantes de Siberia.

Los investigadores examinaron nueve regiones no codificadoras de las muestras de ADN recogidas de poblaciones que trazan el camino de la migración. Esto incluyó muestras de individuos de China, 10 grupos de Siberia y de 10 poblaciones de nativos americanos diseminadas por Centro y Sudamérica.

 https://es.sott.net/image/s23/466024/large/58.jpg

                                                                                                            © Sinc
                                                                                               molécula de ADN
 
 
 Un nuevo análisis de secuencias de ADN sugiere que la población nativa de América que emigró de Siberia consistió en aproximadamente 250 personas. El estudio, publicado en la revista 'Genetics and Molecular Biology', corroboran los hallazgos de estudios previos basados en conjuntos de datos más pequeños, según Michael Crawford, profesor de antropología de la Universidad de Kansas, coautor de la investigación.

"Pasar de unos cientos de fundadores a alrededor de 40 millones de habitantes de las Américas, que finalmente viven en diferentes condiciones ambientales a las que se adaptan, es algo muy emocionante", dice Crawford, también director del Laboratorio de Antropología Biológica de KU. "Se trata de comprender cómo opera la evolución en términos de diversidad genética", añade.

Los investigadores examinaron nueve regiones no codificadoras de las muestras de ADN recogidas de poblaciones que trazan el camino de la migración. Esto incluyó muestras de individuos de China, 10 grupos de Siberia y de 10 poblaciones de nativos americanos diseminadas por Centro y Sudamérica representando varias afiliaciones tribales diferentes. Las muestras de la población de Siberia fueron recolectadas justo después del colapso de la Unión Soviética.

Crawford es un experto en marcadores genéticos de poblaciones humanas de Siberia. "Es difícil retroceder en el tiempo para seguir a las poblaciones, pero podemos caracterizar la diversidad genética contemporánea y estimar las tasas de mutación que se han producido en diferentes regiones", señala Crawford.

En un estudio de 2015, Crawford formó parte de un grupo que descubrió que los ancestros de todos los nativos americanos actuales ingresaron a las Américas desde Siberia hasta lo que ahora es Alaska, no hace más de 23.000 años. Este grupo fundador se dividió en Athabascans y amerindios después de pasar no más de un período de aislamiento de 8.000 años en Beringia, el puente de tierra que una vez conectó Siberia con Alaska.

En este nuevo estudio, los investigadores secuenciaron el ADN de las nueve regiones independientes y no codificantes de los genomas de los pueblos indígenas distribuidos desde China hasta Sudamérica, abarcando más de 15.000 años. Determinaron el tamaño de reproducción o las poblaciones fundadoras mediante modelos de simulación computarizada de aislamiento con migración basados en 100 millones de generaciones. Cada análisis reveló que los grupos fundadores tenían entre 229 y 300 personas. Esto llevó al grupo a estimar el parámetro para la población fundadora original de nativos americanos de aproximadamente 250 personas.

Reconocer el tamaño de este cuello de botella genético durante la población de las Américas es importante para determinar el alcance de los marcadores genéticos necesarios para caracterizar las poblaciones de nativos americanos en estudios genómicos y para evaluar el potencial adaptativo de variantes genéticas en esta población, según la investigación.

Crawford afirma que los datos genéticos ayudan a pintar una imagen fascinante de cómo se desarrolló la antigua migración. "No fue una cuestión de un grupo que anunció: 'sigamos a este'. Fue una cuestión de fisión de la población entre cazadores y recolectores. Serían alrededor de 50 personas, y cuando la fertilidad de la población aumento cada vez más, la población se dividiría en el siguiente 'condado' y luego en el siguiente. Después de 15,000 años , puedes ponerlo todo en el camino final hasta Argentina", concluye.