AVISO:

SI VES QUE EN ESTE BLOG SE VIOLAN LOS DERECHOS DE AUTOR, POR FAVOR, AVÍSAME AL shalangen@gmail.com GRACIAS.

9 ago. 2016

Nuevo Paradigma.


 https://image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/none/path/s73213e152c221d0e/image/ia1978beffb31eadd/version/1429372699/image.jpg 


Un cambio en la forma de percibir la realidad.

Estamos en una nueva era, en la que nos enfrentamos a una crisis de percepción que nos lleva a  un cambio de paradigma de perspectiva mundial.
 
Un cambio de paradigma es un cambio en la forma como percibimos la realidad y un cambio en la realidad misma. Aquí tiene que ver nuestras creencias sobre la realidad, en este punto nuestro cerebro y nuestros condicionamientos tienen un papel importante. 
 

 Lo que llamamos realidad, se estructura en base a nuestras experiencias sensoriales. Solemos decir "ver para creer", y  existe si "se puede tocar".
 

La crisis de percerpción de hoy, viene de la duda de que esto sea así, comenta el Dr. Deepack Chopra (médico Hindú, de gran reconocimiento en la medicina ayurvédica), en una de sus conferencias.

Sabes cómo se entrenan a los elefantes en la India?, cuando el elefante es bebé se le ata en una pata una pequeña cuerda a una planta durante varias semanas. Cuando el elefante crece, se le ata con una cuerda similar a la original, éste no podrá escapar. Los psicólogos conocen a este fenómeno como "compromiso cognoscitivo prematuro", es un compromiso que hacemos con nuestro cuerpo/mente que, al final termina estructurando nuestra realidad, un condicionamiento.

Así, lo que nos enseñaron a ver en nuestra niñez, es lo que conforma el programa base con el que vemos nuestra realidad actual; lo que no nos dijeron que existe, entonces, no es real para nosotros...
 
El sistema nervioso, se desarrolla como respuesta a los estímulos nerviosos, esto crea una percepción del mundo, y esto estructura un sistema de creencias.
  El sistema de creencias, se va formando por que aprendes mediante los sentidos, ver, tocar, oler, oir, gustar; luego, el sistema nervioso, refuerza por repetición el sistema de creencias.
 
Nuestro sistema nervioso, ha sido programado para captar solo un fragmento de la realidad. Podemos decir que, el dicho "ver para creer", es al revés, "creer para ver"; por ello es que si no se cree en algo, no se puede ver.

 
Lo que percibimos, no es exactamente la realidad , no es el aspecto real
del mundo, sino nuestra interpretación, nuestra manera de mirarlo.

 
Si observamos las diferentes especies de animales, ven diferente; el perro, puede oler y oir sonidos que no captamos los humanos, una serpiente, siente su medio más en infrarrojo,el murciélago se orienta en su vuelo a través del eco del ultrasonido, las abejas, no perciben los colores como nosotros, pero pueden ver el ultravioleta, la abeja no ve la flor, sino la miel a distancia.
 
Entonces, ¿cuál es el verdadero aspecto, la verdadera textura, el verdadero sonido?.
La respuesta es que no hay más que infinitas posibilidades coexistiendo al mismo tiempo, nosotros estructuramos la realidad perceptual.

 
https://image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/dimension=320x1024:format=png/path/s73213e152c221d0e/image/i31839141a32e87d7/version/1429206501/image.pngTodo lo creamos mediante nuestra interacción.  

Es un hecho que el Universo está compuesto por campos de fuerza y campos de materia que provienen de un solo campo Unificado, continúa comentando el Dr.Chopra.
 
Los científicos, afirman que todo lo que percibimos, proviene de cuatro fuerzas básicas del Universo: la gravedad, que hace que el mundo gire y mantiene unido al planeta; la electricidad, que produce luz, calor, etc.; el magnetismo, que hace que funcione el televisor y demás cosas tecnológicas modernas; y la gran fuerza que mantiene unido el núcleo del átomo y es una fuerza tan grande, que da la impresión que en verdad existe la materia, esta fuerza es responsable entre otras cosas de la radiactividad y la transmutación de los elementos.
 
Los científicos sostienen que estas cuatro fuerzas, provienen de una única fuerza dentro de la naturaleza, llamado "Campo Unificado". Nosotros también somos parte de ello, porque es todo lo que hay....

 
 
El espacio, el tiempo, todo lo que llamamos universo material, se encuentra estructurado como resultado de la fragmentación y expresión de estas fuerzas naturales. Como científicos, denominamos a este proceso "fragmentación simétrica", y su expresión, es lo que denominamos "objetos materiales", separados unos de otros en un espacio, tiempo. Pero en realidad, lo que experimentamos como materia, es algo que sólo sucede en la consciencia.
 
Todo el mundo exterior, se compone simplemente de campos energéticos, y estos son en realidad, un solo campo. El espacio y el tiempo, también son parte de este campo energético. De alguna manera, este campo se fragmenta mediante la percepción. Podemos convertir este campo energético en experiencia de sonido, gusto, forma, color, etc. Luego, el proceso de rotulado, se lleva a cabo en nuestra propia consciencia, y a partir de este campo, tenemos el mundo material que percibimos. Pero realmente, el exterior no es así. Sólo es así dentro de nuestra mente.
 
Sin embargo, vivimos la superstición del materialismo, que es la causa de nuestra lógica en la medicina occidental, que cree que el mundo está compuesto por materia y que los cuerpos humanos son también materiales y que el universo está compuesto  por objetos que se relacionan en el espacio/tiempo.
 
La medicina tradicional, ve al cuerpo como una "máquina" con pensamiento y, todo lo soluciona con una pastilla "mágica", si no puedes dormir, se toma una pastilla, si tienes ansiedad, tomas un tranquilizante, si tienes una infección, un antibiótico, si tienes cáncer, date radiación, quimioterapia....y así sucesivamente. Y esto es porque al creer que el cuerpo es material, los agentes materiales, son la causa de la enfermedad; la enfermedad es un mecanismo para la ciencia.
 
El enfoque de la medicina tradicional, no funciona, porque es un enfoque sintomatológico, que no llega a la causa básica de la enfermedad, enmascara los síntomas con todo tipo de pastillas. Según estadísticas, las prescripciones médicas, son la causa nº uno de drogadicción  en el mundo, no las drogas en las calles; los antibióticos, son hoy la causa nº uno de muerte por infecciones, no el sida, aunque los diarios nos quieren hacer creer eso.
 
Este enfoque está siendo cuestionado, y revisado el modelo newtoniano-mecanicista, por muchas escuelas médicas. El Dr. Chopra, habla del modelo de medicina Ayurvédico, que es también el modelo que se está haciendo contemporáneo, como resultado del vislumbramiento de la física y la neurobiología, y este modelo no toma al cuerpo como algo mecánico, "congelado", sino más bien, como una danza dinámica de energía inteligente. Incluso, está más cerca del antiguo modelo hipocrático y del modelo griego.
 
El cuerpo está en constante cambio, si observamos los procesos que se llevan a cabo en él, y tomamos por ejemplo, la respiración, vemos que con cada inhalación, entran al cuerpo 1028 átomos y, cada exhalación, saca del cuerpo 1028 átomos, se exhalan literalmente, pedazos d corazón, riñón, sistema nervioso, fragmentos de tu cuerpo; y, hablando físicamente, lo estamos compartiendo unos con otros, y con el resto del Universo....

Todos los matemáticos y los científicos en radio-isótopos, han desarrollado cálculos extraordinarios, para demostrar más allá de cualquier duda, que en nuestros cuerpos, en este momento, hay un millón de átomos adicionales que en las últimas tres semanas, estaban en el cuerpo de otra persona.

 
Una expresión común en la física, es que, cuando vibra un electrón, 
se sacude el Universo.
 

Los estudios sobre radio-isótopos, demuestran que reemplazamos el 98 % de todos los átomos de nuestro cuerpo en menos de un año, formamos una piel nueva cada mes, un nuevo hígado cada seis semanas, un nuevo esqueleto cada tres meses, una nueva pared abdominal cada cinco días. Hasta las células cerebrales con que pensamos, tienen átomos como carbono, hidrógeno, nitrógeno, etc. que hace un año no estaban ahí. En realidad, cambiamos nuestros cuerpos con menos trabajo y más rápidamente de lo que nos cambiamos de ropa.
 
Si pudiéramos ver el cuerpo físico desde el punto de vista de un investigador de la física cuántica, nos daríamos cuenta que está compuesto por átomos, y que los átomos están dispuestos a través de espacios vacíos, apareciendo, desintegrándose, desapareciendo constantemente. Estas partículas, no son objetos materiales, aunque parezcan serlo, en realidad, son fluctuaciones de energía en el campo energético.

Si pudiéramos ver el cuerpo tal cual es, lo veríamos proporcionalmente, tan vacío como el espacio intergaláctico, sólo veríamos un gran vacío con algunos puntos aislados y descargas eléctricas aisladas.

El vacío es el terreno esencial de nuestro ser, y este vacío, no es una porción vacía de nada, es una plenitud de inteligencia no material.
 
Esto es lo que somos: inteligencia no material, que se
expresa como cuerpo material.
 
El cuerpo material, viene y se va, pero la inteligencia no-material, la plenitud de la inteligencia no-material, permanece por siempre. Está más allá del tiempo y del espacio. Estructura la experiencia del cuerpo físico.
 
Si pudiéramos conocer esto mediante la experiencia y no solo intelectualmente (porque intelectualmente, todos los físicos, se están poniendo de acuerdo), entonces, desaparecerían todos nuestros problemas porque nos daríamos cuenta, que no somos seres humanos con experiencias espirituales ocasionales, sino que, en verdad, somos seres espirituales, con experiencias humanas ocasionales. Y este cambio básico de percepción, cambiaría completamente nuestra manera de interactuar entre nosotros, cambiaría todo nuestro Universo y cómo lo experimentamos.
 
Los físicos están comprobando que la realidad es así. Podemos nombrar a Fritjof Capra, uno de los mejores físicos de todos los tiempos, y a Candace Pert, jefa de Biología Molecular del Instituto Nacional de Salud, que apoyan e investigan este "modelo", este nuevo paradigma 

 https://image.jimcdn.com/app/cms/image/transf/none/path/s73213e152c221d0e/image/ie885d0fd9a6e9774/version/1428961013/image.jpg 
El viejo paradigma, está basado en experiencias sensoriales, dice que existe en el exterior un mundo objetivo, que es indiferente del que lo percibe, que está compuesto, al igual que los seres humanos,de trozos de materia separados unos de otros en el espacio y en el tiempo.
 
El nuevo paradigma dice, que el mundo no es material, que está compuesto de campos energéticos, que provienen de un campo inmanifiesto subyacente. El espacio y el tiempo, son parte de este campo. En el nuevo paradigma, la mente y la materia, son esencialmente lo mismo; la experimentación del campo, subjetivamente, consiste en la mente, y objetivamente, en el mundo de los objetos materiales.
 

En el viejo paradigma, la mente está atrapada en el cerebro, la inteligencia
se localiza en el sistema nervioso, en el cuerpo.
 

En el nuevo paradigma, la mente no está atrapada en el cerebro, ni siquiera en el cuerpo, se extiende más allá del alcance del cosmos. Es infinita, sin límites. La inteligencia no se puede localizar, sólo sus expresiones. Se pueden encontrar expresiones en formas y fenómenos localizados, pero todo el Universo, está dentro de ese campo inteligente.
 
Este nuevo paradigma, significa un cambio muy importante. La idea, cuando recién aparece, no se encuentra localizada, está en todas partes.   Ahora sabemos que cualquier valor de atención que tengamos de cualquier cosa, está en todos lados simultáneamente. Así es como creamos nuestra experiencia del mundo.

 
El mundo físico que experimentamos en este momento, es el resultado de la consciencia colectiva. Si la cambiamos, también cambiará el mundo.


Muchos estudios demuestran que, cuando grandes grupos de personas llegan a este nivel y trascienden juntos, el entorno físico, comienza a cambiar, porque somos parte de una filosofía cósmica. Si nuestra mente cambia, cambia también la mente global. Porque nosotros somos eso, somos parte de este campo.   
 
 
Podemos decir entonces que, la consciencia no es el hiperfenómeno de la materia, sino todo lo contrario: la materia es el hiperfenómeno de la consciencia.
 
Nosotros, como sucesos cuánticos en un campo unificado, somos inteligencia que aprendieron a crear todo este Universo; y, por lo tanto, nosotros como seres humanos, no estamos contenidos en nosotros mismos, sino que, somos en realidad puntos focales en el campo unificado, interconectados (sin solución de continuidad) con los patrones de inteligencia que atraviesan todo el cosmos. Es tal esa relación, que nuestros cuerpos no poseen límites definidos, no estamos separados. Nuestras necesidades no son por lo tanto, totalmente interdependientes.
 
Somos un modelo cambiante, pulsante, de todo el proceso. Nuestro cuerpo es parte del cuerpo universal. Como dice el Ayurveda "Así como es el átomo, así es el Universo", "Así como es el microcosmos, es el macrocosmos", "Así como es arriba, es abajo", etc. 
 
El tiempo no existe, sólo existe la eternidad. Nosotros creamos el tiempo como resultado de nuestra percepción de cambio. Metabolizamos nuestra experiencia del tiempo como cambios fisiológicos. La entropía y el envejecimiento son expresiones de la metabolización del tiempo. El modo en que metabolizamos el tiempo, provoca la biología del envejecimiento.

 
"Si nuestra atención está sobre lo relativo, todo el tiempo experimentamos cambio. Si nuestra atención está siempre sobre lo absoluto, entonces lo relativo,
sólo va y viene; pero no experimentamos esa entidad".
Maharishi     

  

                    
 


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario